En la antesala del informe que brindará el Indec la próxima semana, el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) adelantó que la inflación de febrero fue del 1,7%, el valor más bajo desde noviembre de 2017. En términos interanuales, el indicador se estacionó por debajo del 50%. Sin dudas, es una gran noticia si se confirma esa tendencia. 

De acuerdo a la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), el ritmo de precios cayó por debajo de 50% por primera vez desde febrero del año pasado, al ubicarse en 49,7%. En febrero, los precios estuvieron motorizados por “Alimentos y bebidas”, que treparon 3,3%, de la mano de estacionales como las frutas y las verduras, que subieron respectivamente 12,3% y 11%.

En segundo lugar, el renglón “Transporte y comunicaciones” mostró un encarecimiento de 2,3%. Asimismo, en tercer orden, “Vivienda y sus servicios” presentó un alza promedio del 1,9%, debido a los alquileres (los servicios públicos estuvieron congelados en febrero, al igual que en los últimos meses).

Si la suba de precios se estabiliza en torno al 1,7% mensual, la inflación de 2020 podría estar en torno al 35/40%, una gran noticia para los objetivos económicos del gobierno de Alberto Fernández.