La diputada oficialista Elisa Carrió volvió a cargar contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, al que vinculó son Daniel Angelici, amigo personal del presidente Mauricio Macri. Para Carrió, Garavano y Angelici buscan "garantizar la impunidad en el país". 

Por eso, la legisladora sigue insistiendo con el juicio político a Garavano, que presentaría esta semana. Sin embargo, las posiciones de Carrió chocan con el oficialismo, que parece atrincherarse en torno a Garavano. "No apoyaría el juicio político a Garavano, es un exageración de Carrió", ironizó al respecto el diputado de Cambiemos Pablo Tonelli. 

En diálogo con El Destape Radio, Tonelli coincidió con Garavano: "Sin hacer nombres, nunca es bueno para un país que haya un ex presidente preso", aseguró. 

Sin embargo, Tonelli pidió que CFK termine presa "porque es evidente que cometió delitos".