La titular de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa, destacó este jueves el trabajo que realizó el Gobierno de la provincia de Buenos Aires "desde el primer día para reubicar a las familias" que ocuparon el predio de Guernica que fue desalojado esta mañana.

"Lo importante es que no haya heridos y siempre se tiene que evitar cualquier situación de represión. Nunca estoy de acuerdo con la represión", dijo la funcionaria en declaraciones a FM Futurock, al ser consultada sobre los incidentes que se registraron en el predio durante el desalojo.

En tanto, destacó que "la provincia de Buenos Aires y el gobernador (Axel Kicillof) trabajaron muy activamente desde el primer día buscando soluciones y muchas familias que accedieron se pudieron reubicar".

Bielsa agregó que llegados a este punto -donde se debió cumplir la orden del juez y proceder al desalojo- "no hubo posibilidad de acuerdo en Guernica" y agregó: "No había más instancia de diálogo y existía la orden de un juez".

El operativo se concretó luego de varias semanas en las que el Gobierno bonaerense entabló negociaciones con los ocupantes, realizó un censo y pudo avanzar con la desocupación pacífica por parte de la mayoría de las familias.

"No se comenzó a trabajar tarde, como escuché en algún medio, sino que se trabajó desde el primer día, aunque se haya hecho en forma silenciosa, buscando consenso", remarcó.

Bielsa explicó además que estas acciones son "una tarea compleja ya que no es lo mismo dialogar con una comisión de vecinos que con las organizaciones".

La funcionaria dijo también que frente a la toma de tierras "no hay soluciones mágicas", que se trata de un "drama social" y que por eso las políticas para resolverlo deben ser "una prioridad".

En este sentido, la ministra propuso políticas "activas que trasciendan los gobiernos" porque "el que diga que esto se soluciona de un día para el otro falta a la verdad".

La policía desalojó hoy, en cumplimiento de una orden judicial, el predio en la localidad bonaerense de Guernica que permanecía tomado por una parte de las familias que se habían instalado en julio pasado, en el marco de un operativo en el que fueron detenidas unas 35 personas.

El procedimiento, que comenzó cerca de las 6 de la mañana y fue encabezado por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, se trasladó luego a los alrededores del predio, donde se produjeron algunos enfrentamientos entre la policía y personas que resistían en la zona.

Los disturbios se produjeron a unas tres cuadras del predio cuando algunos grupos resistieron con piedrazos a las fuerzas de seguridad, que utilizaron gases lacrimógenos, y se desplazaron a pie y a bordo de cuatriciclos para dispersarlos.