Por Julian Cáceres

Es saludable que en diciembre se haya efectuado una reunión entre dirigentes de la Unión Argentina de Rugby y representantes de Organismos de Derechos Humanos, en esa reunión acordaron realizar ese homenaje tardío a sus deportistas desaparecidos durante la última dictadura militar. De los 220 atletas desaparecidos, 156 son rugbiers, casi el 70%, y salvo honrosas excepciones, los clubes escondieron esa parte de la historia.

Todos o la mayoría de los deportes han avanzado en cuestiones vinculadas a la memoria, este deporte quedó muy atrás y tal vez esa falta de memoria de los dirigentes sea responsable de que los "tinchos" semana a semana degraden a esta disciplina con cada patoteada ejercida. 

Marzo sería el mes del reconocimiento. Marzo podría ser el mes bisagra para que los "tinchos"  queden en el pasado y este gran deporte juegue levantando la bandera de la memoria, la verdad y la justicia.