El ministro de Hacienda, Martín Guzmán, brindó una extensa entrevista periodística a Horacio Verbitsky y recorrió todos los temas económicos. Entre ellos, reconoció que el Gobierno tomo como propio el proyecto que avanza en el Congreso para cobrar un impuesto extraordinario a los más ricos. 

"Es un proyecto que tiene nuestro apoyo, hemos estado analizándolo en detalle. Y corresponde. Es un impuesto por única vez que afecta aproximadamente a 11.000 personas, de una posición patrimonial muy fuerte", describió el funcionario. 

"Ahora falta definir el corte numérico desde dónde se cobrará pero hablamos de millones de dólares. Más de dos. Pero no tenemos el número todavía", resumió. Es el detalle, nada menor, que todavía falta resolver, para un proyecto que cuenta con el respaldo del peronismo y la oposición del macrismo. 

Además, se refirió a la situación de deuda: "La Argentina ya está en una situación de virtual default", aclaró. Y agregó: "Si la oferta es aceptada se habrá resuelto un problema. En caso contrario, ya considerábamos que estamos en un virtual default, tenemos un plan para eso. La Argentina ya no está recibiendo crédito externo. No es que va a dejar de recibir. No lo está recibiendo y no pensábamos que lo iba a recibir".