El excanciller Felipe Solá rompió el silencio luego de su desprolija salida del gabinete nacional: se enteró de su desplazamiento mientras esperaba para participar de una actividad internacional "No fue lo más apropiado", reconoció. 

“La forma en la que me enteré de mi salida no me pareció la apropiada”, sostuvo, aunque aclaró que "la urgencia por anunciar el nuevo gabinete era mucha", dijo. Lo reemplazo Santiago Cafiero, ex jefe de Gabinete y hombre de mucha confianza del presidente Alberto Fernández. 

“Uno habla con el presidente cuando lo llaman. No volví a hablar, no me llamó. Con Cafiero fue por whatsapp. Yo estaba en un avión en El salvador. Le pedí que no anunciaran la noticia así no quedaba desapoderado en México, pero la necesidad de anunciar el gabinete era muy grande”, insistió Sola. 

En ese mismo sentido, se refirió a las fortalezas y desventajas de Cafiero para el nuevo puesto: "Es una persona muy cercana, eso ayuda en cuestiones de política internacional. Después le falta experiencia y conocimiento en la temática", subrayó.