Después del revuelo que levantó la carta que las Madres de Plaza de Mayo publicaron en redes sociales donde marcaron algunas diferencias con el presidente Alberto Fernández, Hebe de Bonafini destacó el gesto del presidente quien primero la llamó por teléfono y más tarde respondió con otra carta de carácter oficial.

Entrevistada por la AM750, de Bonafini destacó que “Las Madres siempre hemos sido honestas con nosotras mismas”. En ese sentido, dijo, “Nosotras nos sentimos muy mal cuando se sentó con Vicentín nos pareció que no era posible”. “Se invitó a los peores” empresarios, lanzó.

Consultada por el proceso que atravesó antes de enviar la misiva en las redes, de Bonafini contó que en la madrugada del lunes se despertó a las 3 de la mañana y escribió la carta. “Después él me llamó por teléfono e hizo la carta desde el Gobierno, que me pareció que le dio mucho valor a lo que le dije”, destacó. 

“Cuando uno tiene algo que no le gusta se lo tiene que decir porque lo peor que hay para un gobernante es la obsecuencia”, agregó más adelante. Sobre la charla que mantuvo con el jefe de Estado, dijo que Alberto Fernández fue siempre “Muy cariñoso, muy respetuoso. No discutimos para nada”.

Sobre la respuesta de Alberto, adelantó, “No es que me quedé ahora tranquila”, y advirtió que “las Madres analizamos las cosas, no porque seamos viejas vamos a dejar de tener un pensamiento”, señaló. “Hay mucha gente que pensaba eso y no se animaba a decirlo”, agregó.

Acerca de cómo impactó la carta que escribió en los medios, "estamos acostumbradas las Madres a que nos digan de todo, nos difamen, nos mientan". Desmintió que el movito de su carta haya sido la reunión con diputados de Cambiemos. "Tienen alma de destructores", detalló.