El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, fue uno de los oradores de la primera reunión plenaria del Consejo Federal Hidrovía, que se desarrolló este lunes en la ciudad de Rosario, en Santa Fé, donde hizo una fuerte defensa de la necesidad de poner en marcha el Canal de Magdalena. 

“La provincia de Buenos Aires considera que la discusión sobre la etapa siguiente de nuestra vía navegable troncal tiene que estar atada al Canal Magdalena, no se puede cortar un organismo en dos”, expresó Kicillof ante mandatarios de otras provincias y ministros.

A principio de mes el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, creó la Unidad Ejecutora Especial Temporaria “Canal Magdalena”, que lo asesorará sobre el tema. Se trata del dragado y balizamiento de un acceso alternativo para los ultramarinos desde el Río de la Plata hacia la Hidrovía Paraná-Paraguay.

El Gobernador bonaerense puso como condición las obras sobre el Canal de Magdalena que fueron proyectadas en la década del 90 y atravesaron varios anuncios fallidos, así como “la discusión sobre la reintegración del sistema portuario nacional, que fue en parte privatizado y redundó en una fragmentación”.

“Además de los objetivos de promoción, desarrollo, fomento e incentivo tenemos que ponernos muy firme en lo que hace el control de la cantidad de buques, cargas, fiscalización de excedentes, los problemas de sub declaraciones y contrabando, es una oportunidad enorme”, marcó Kicillof en otro tramo de su alocución. 

La concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay finaliza el 30 de abril de este año, después de 25 años en manos de sectores privados extranjeros. “Alberto dijo que no se piensa prorrogar y que se va a licitar a una nueva concesión. Es fundamental que demos esta discusión amplia y veloz”, pidió Kicillof.

El encuentro, encabezado por el ministro de Transporte, Mario Meoni, coincide también con la finalización de la concesión que durante los últimos 25 años estuvo en manos de un consorcio integrado por la empresa belga Jan de Nul y la argentina Emepa S.A.

El Consejo, creado en diciembre último por el Gobierno nacional para la coordinación política y estratégica de la administración de la vía navegable de los ríos Paraná y Paraguay, se reunió este lunes por primera vez en la sede de la Gobernación de Santa Fe en la ciudad de Rosario.

En él participaron, de manera presencial y remota, los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, funcionarios de los ministerios del Interior, Defensa y Desarrollo Productivo, y de más de 50 entidades públicas y privadas relacionadas con el área.

Además, el Gobernador trazó los desafíos que representa para la provincia en pos de “impulsar el desarrollo económico y social”. “Estamos en puerta de una situación que abre el desarrollo de una marina mercante, de apertura de nuevos canales y hablar de una mejora logística general”, precisó.

Las estadísticas indican que por la vía navegable troncal ingresa el 80% de la mercadería en contenedores, alrededor de tres mil boques por año y 100 millones de toneladas de carga. “Se trata de una discusión de soberanía nacional”, reforzó Kicillof.