Excitada por la interna del oficialismo, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, se dejó llevar por la emoción y dio un paso en falso. "A pesar de su enemistad, se juntaron con el objetivo de resolver las cuestiones judiciales de CFK y el lawfare", aseguró en Twitter. ¿Cómo dijo? ¿Existió el lawfare?

Hasta el momento, nunca el macrismo había reconocido que durante su mandato existiera el lawfare, es decir, la persecución judicial contra opositores. "Es una teoría inventada por Cristina Kirchner para sacarse las causas de corrupción y convertirlas en causas políticas. Nosotros somos distintos, no tenemos esa mirada. Cuando un juez actúa en el marco de la ley hay que respetarlo", dijo más de una vez Bullrich. 

Sin embargo, la emoción le jugó una mala pasada y el inconsciente actuó. El fallido da cuenta de una verdad que nadie dice. No es posible negar la existencia de una campaña judicial contra al menos la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando la mayoría de los procesos en su contra fueron, por ejemplo, llevados adelante por el mismo fiscal y el mismo juez. La gran mayoría de esas causas se fueron cayendo con el tiempo por la falta de pruebas.