El vuelo AR1602 partirá del Aeropuerto Internacional de Ezeiza sin escalas hacia el aeropuerto Sheremétievo de la capital rusa, en horario a determinar. En esta oportunidad, la cantidad de dosis a traer "dependerá del volumen de los envases de las vacunas", indicaron fuentes oficiales.

La travesía, que durará entre 15 y 17 horas.  Se sabe que el proceso de carga de este tercer vuelo llevará unas cinco horas, y tras esa tarea el avión emprenderá vuelo en forma inmediata a la Argentina. 

El avión volará bajo la denominación de "ferry", es decir, que la aeronave viaja vacía, solo con su tripulación de cabina e incluso técnicos de mantenimiento y de carga, según el caso. Este tipo de vuelos puede ser utilizado para realizar traslados humanitarios, repatriación de ciudadanos, cambio de un aeropuerto a otro para cumplir un itinerario por desvío de la aeronave, suplir cancelaciones, devolución al dueño de la aeronave o, como en este caso, ir en busca de una carga específica.

Este será el tercer viaje que Aerolíneas Argentinas hará a Moscú, tras el realizado el 24 de diciembre último para traer las primeras 300.000 vacunas de la primera dosis; y el completado el sábado pasado para transportar las 300 mil unidades de la segunda dosis.

Existen tres formas distintas de traer las vacunas Sputnik V: con los Thermobox, como se hizo en los dos primeros viajes; en cajas o en containers refrigerados; en todos los casos a 18 grados bajo cero y con 60 horas de autonomía.

Con el primer método pueden entrar unos 600.000 vacunas por vuelo, las cajas tienen más volumen y por consiguiente menos cantidad, y los containers refrigerados albergan menos volumen y mayor cantidad. "Según el envase que se use se sabrá la cantidad de vacunas", indicaron.

Fuente: Télam, El Destape