El auditor general de la Nación y ex candidato a vicepresidente de Juntos Por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, fue el primer macrista en manifestarse en contra del insólito pedido de asilo político que realizó a Uruguay. Ocurre que Fabián “Pepín” Rodríguez Simón no quiere que se lo investigue en el país por supuesta asociación ilícita. 

Rodríguez Simón fue citado a declarar el próximo 17 de junio ante la jueza federal María Servini y el fiscal Guillermo Marijuán. Él y otros funcionarios del gobierno anterior fueron acusados de liderar una serie de maniobras, a través de la denominada “Mesa Judicial”, destinadas a que los dueños de los medios del Grupo Indalo vendan sus empresas y que el canal C5N y las radios cambien la línea editorial. Esas presiones, según consta en declaraciones judiciales, empezaron desde antes de la asunción del gobierno de Mauricio Macri.

Desde Montevideo, “Pepín” anunció el lunes que solicitó “asilo como refugiado político” al gobierno uruguayo y manifestó que no regresará a la Argentina “hasta que cese la persecución” en su contra. “Tengo temores fundados de que si lo hiciera sería privado indebidamente de mi libertad", aseguró. Durante el macrismo, gobierno que integró, se detuvieron a muchas personas sin condena, solo por ser opositoras a Casa Rosada. Pensará que siguen esos tiempos...

Este martes, el ex compañero de fórmula de Macri se refirió a su situación en una entrevista televisiva: “No comparto lo de ‘Pepín’. Si considerás que sos inocente, tenés que presentarte ante la Justicia. Si la causa es infundada, se va a caer”, pidió. El resto de Juntos por el Cambio por ahora no dijo nada. ¿Y las instituciones?