Tras negarse a declarar ante la Justicia, imputaron al coronel retirado Alberto Aquilino Ortega por "intimidación pública" e "incitación a la violencia" a raíz del video que publicó en el que insulta al presidente Alberto Fernández y llama al Ejército a sublevarse en contra de su Gobierno.

En la grabación difundida por él mismo, el militar retirado tildó de "inútil" y "miserable" al jefe de Estado argentino, y justificó sus dichos a raíz de los elogios de Fernández al gremialista Hugo Moyano, a quien señaló como "delincuente".

Además, Ortega exhortó a sus camaradas a "salir" e "incitar a la población" a liberarse de un supuesto régimen “estatista, totalitario, comunista, maoista, subversivo, hijo de re mil p...”, que tendría “esclavizado” al pueblo argentino.

Por estas declaraciones, el Ejército Argentino lo denunció ante el fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, Claudio Marcelo Palacin, y el fiscal federal Nº 2 de Rosario, Claudio Kishimoto.

Ortega fue convocado por el Juzgado Federal Nº3 de esa jurisdicción a prestar declaración indagatoria, pero se negó a declarar, y hoy quedó imputado.

"No se puede soslayar que los delitos que se estiman cometidos, deben ser valorados en el marco de la situación de emergencia sanitaria que vive el país y el mundo, en un escenario en el cual las autoridades competentes están adoptando todas las medidas necesarias para impedir la propagación del virus", sostuvieron los fiscales en la resolución.

En la misma línea, Palacin y Kishimoto entendieron que, "al ser un miembro de las Fuerzas Armadas, Ortega pretendió formalizar un movimiento organizado de personas que disponen de armas, para alcanzar algunos de los graves objetivos que el tipo penal agrupa como elementos subjetivos de la figura".

Fuente: El País Digital