A raíz de los fuerte focos de incendio que se mantienen activos en el departamento de Punilla y las serranías alrededor de Alta Gracia, Córdoba, vecinos organizados en asambleas locales responsabilizaron al gobierno de Juan Schiaretti.

En un comunicado, denunciaron la “desidia tanto para la prevención como para la contención de los incendios y el fallecimiento de dos cordobeses defendiendo el ambiente y la vida”.

Para los habitantes del lugar, “la casi totalidad de los focos de incendios –que aún siguen activos- son generados para responder a intereses económicos en desmedro del medio ambiente”.

En ese sentido, el testimonio de los vecinos apunta a la “intencionalidad” de los incendios que aparecen en zonas y regiones que luego son loteadas, con el objetivo de “barrer” las sierras para la explotación ganadera y agrícola.

"El gobierno de Córdoba y sus reparticiones encargadas de generar los mecanismos para la protección del ambiente y las personas que lo habitamos, están siendo totalmente incapaces de afrontar la magnitud del impacto socioambiental generado por los incendios forestales" apunta el comunicado.

El comunicado asegura que "en las sierras de Córdoba casi la totalidad de los focos de incendios son generados para responder a intereses económicos en desmedro del ambiente". Según los vecinos, el 90 por ciento de los incendios son intencionales y aparecen en zonas que luego son loteadas, con un interés especial por "limpiar" las sierras para ganadería y agricultura.

Organizaciones ambientalistas estimar que en lo que va del año, el incendio destruyó más de 50 mil hectáreas y se expande al noroeste de San Luis, donde hace unos días se inició un nuevo foco en Chorro de San Ignacio, al límite con Córdoba.

Por otra parte, los vecinos denuncian que, a partir de las muertes de Cristóbal Varela y José Roble, que fallecieron mientras ayudaban a apagar los incendios, el gobierno provincial inició una avanzada contra los vecinos alertando que pueden ir detenidos sino se retiran del lugar y dejan trabajar a las fuerzas estatales.