Cerca de las 16 horas, a pocas cuadras de la Plaza de Mayo, donde una multitud despide a Diego Armando Maradona, la Policía de la Ciudad comenzó a reprimir salvájemente a la gente. En cuestion de minutos, sin registrarse ningún tipo de incidente, la policía que comanda Horacio Rodríguez Larreta comenzó a lanzar gases y a reprimir. 

En este contexto, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, le exigió a Rodríguez Larreta y su vice Diego Santilli "que frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad. Este homenaje popular no puede terminar en represión y corridas a quienes vienen a despedir a Maradona".

Diego Armando Maradona falleció este miércoles a los 60 años en su casa de Tigre por un paro cardiorespiratorio. Desde que se conoció la noticia, pasado el mediodía, miles de personas fueron hasta la Plaza de Mayo, donde desde las 6 de la mañana pudieron ingresar a despedir al astro argentino.