El Senado aprobó la ley para aumentar las penas por pesca ilegal, una iniciativa que viene siendo reclamando hace mucho tiempo y busca limitar la depredación que se hace ilegalmente en las aguas argentinas por parte de empresas extranjeras. Fue aprobada por amplia mayoría, sin embargo, Juntos por el Cambio se opone y amenaza con judicializar el proyecto. Insólito. 

Sumergido en la lógica de "está todo mal", el macrismo se propuso rechazar cada proyecto que provenga del oficialismo peronista. Los duros le ganan a los moderados. Incluso, con un proyecto que no incluye ninguna polémica.

Ocurrió que Cambiemos no participó del debate de la ley, ya que decidió retirarse en rechazo a la prórroga de la sesiones remotas. Sin embargo, consideraron ilegítima esta norma por haberse aprobado en la última sesión de la Cámara de Diputados, que también desconocen. Entonces, amagaron con ir a la Justicia. Papelón. ¿Y si se ponen a trabajar?