“El profiláctico no protege de nada...¡Escuchenme! El virus del sida atraviesa la porcelana”, aseguró el médico asesor de Cambiemos Abel Albino. Sin ponerse colorado agregó: "Es así y lo saben". Su exposición en el Senado, mientras se debate la legalización del aborto, terminó en escándalo y con participantes que decidieron irse por las palabras del doctor. 

Luego de esas palabras temerarias, especialistas y organizaciones cuestionaron a Albino. "Lo que dijo Albino es una barbaridad y un atentado contra la salud colectiva", dijo por su parte el ex ministro de Salud Ginés García. Las críticas fueron transversales a todos los espacios políticos o ideológicos. 

Lo que se conoce menos tiene que ver con la relación que la fundación de Albino (CONIN) tiene con el Gobierno de Mauricio Macri. Según informó el propio oficialismo, CONIN recibira 120 millones en 2018, cifra que aumenta año tras año. En 2016, recibió sólo 6 millones de pesos. Por lo que se ve, CONIN queda afuera de los planes de austeridad del Gobierno. 

Para hacer una comparación: el macrismo decidió echar a 350 trabajadores de Télam porque - aseguró - le "costaban" al Estado 250 millones de pesos anuales.