Axel Kicillof anunció el pago del bono BP21 y, de esta manera, logró evitar el default y anticipó el proceso de reestructuración de la deuda. 

La gestión de Vidal dejó una provincia megaendeudada con un pasivo que pasó de U$S 9.360 millones en diciembre de 2015 a U$S 11.959 millones en junio de 2019. Sin embargo, varios funcionarios macristas consideraron que era oportuno dar consejos tras la resolución de Kicillof.

Hernan Lacunza, ex Ministro de Hacienda de la Nación, hizo un largo análisis en su Twitter: "El default es un recurso de última instancia, no de primera, ni siquiera intermedia. Más aun por montos bajos. Porque es lo más costoso para todos, especialmente para los pobres". 

Hernán Lacunza on Twitter

“Si el Presidente Mauricio Macri hubiese sido reelecto, la gobernadora María Eugenia Vidal no pagaba el bono a su vencimiento…”, sacó conjeturas el ex vice ministro de Economía durante la época de Nicolás Dujovne, Sebastián Galiani.

Sebastian Galiani on Twitter

“Es muy probable que Guzmán haya salido a rescatar a Axel”, sentenció por su lado el ex funcionario de la Secretaría de Hacienda, Félix Piacentini.

Félix Piacentini on Twitter

Con tono irónico, Pablo Torello, diputado nacional por Juntos por el Cambio, expresó: “Hola Kiciloff, apareció la plata? ‘Se paga con recursos propios sin ayuda del gobierno nacional’. La plata estaba , sinwenwencha!!!”.

 

Pablo Torello on Twitter

“Kiciloff pagó y evitó un default innecesario, habiendo tensado la cuerda hasta último minuto”,  declaró el ex Subsecretario de Programación Macroeconómica del Ministerio de Hacienda, Luciano Cohan.

Luciano Cohan on Twitter

Fuente: El Destape