El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se fue 10 a Brasil por "razones humanitarias", según su explicación. La verdad: se fue de vacaciones en medio de la pandemia por coronavirus que golpea fuertemente a su distrito. 

Hoy, no pudo participar de forma presencial del inicio de las sesiones legislativas porque debió quedar aislado luego de ese viaja de placer. Primero el descanso...

Vestido de traje, la lógica remota no cambió el relato de Larreta, quien volvió a decir que la "salud y la educación son prioridades" de su gestión aunque los números digan otra cosa. Cada año, los presupuestos de esas áreas baja un poco más y hoy están entre los más modestos de la última década. En parte, eso explica que Ciudad de Buenos Aires sea el distrito argentino con peores cifras en lo que hace a contagios y muertes por coronavirus. 

Además, el gobierno porteño subejecuta programas sensibles de esas carteras, como el destinado a infraestructura escolar, clave en la actual crisis de pandemia.

Luego, Larreta insistió que busca "terminar con la grieta" lo que no condice con el accionar de sus militantes, que ayer tiraron bolsas mortuorias en medio de Plaza de Mayo.