Una vez más en medio del caos el presidente decide tomarse un descanso. Esta vez eligió Córdoba para descansar en un fin de semana largo en Mendiolaza a unos 40 kilómetros de la capital. Llegará hoy con Juliana Awada, su hija Antonia y unos amigos. Se alojará en un petit hotel en Villa Allende, el Scratch. El establecimiento fue inaugurado hace poco para impulsar el turismo relacionado al golf y es de la familia de Manuel Tagle, empresario y presidente de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

Macri no planea ninguna actividad oficial; se dedicará a descansar y jugar al golf. Esta no sería la última visita de Macri a la provincia antes de dejar el poder; volvería a su "casa" -como le gusta llamar a Córdoba desde el 2015- en las próximas semanas para inaugura la autovía San Francisco.

Fuente: La Nación