En nombre de la "libertad de expresión" el periodista ultramacrista Luis Majul demandó a Roberto Navarro porque le molestó un sketch humorístico sobre su persona. La Justicia ignoró el reclamo. 

Lo que le molestó a Majul, además de los chistes, fue el tema: se contó en el programa (de modo serio y con humor) que el periodista muy cercano a Cambiemos había cobrado del gobierno de Mauricio Macri nada menos que 24 millones de pesos en pauta. No es un chiste: el periodista recibió una fortuna del mismo gobierno que defendió durante 4 años.  

La denuncia de Majul contra Navarro fue puntualmente por el programa de Economía Política emitido el 16 de julio de 2017. Navarro, rodeado de globos amarillos, dedicó el programa a enumerar distintas medidas económicas de Mauricio Macri que beneficiaban a los sectores más ricos del país y como había figuras el espectáculo y periodistas que hacían campaña a favor del Gobierno de Cambiemos e incitaban a votarlo. Entre ellos, por supuesto, estaba Majul, al que no le gustó el informe y quiso judicializarlo. ¿Y la libertad de expresión?