Un día después de jubilarse, el ex juez federal Rodolfo Canicoba Corral reveló detalles de su conflictiva relación con el gobierno de Mauricio Macri. Según el magistrado, tuvo dos reuniones con funcionarios judiciales de primer nivel donde le pidieron la renuncia "en nombre de Macri". Escándalo. 

En una entrevista en Radio 10, el ex magistrado contó que al comienzo de su mandato el ex presidente le hizo saber al menos a través de dos intermediarios que quería que renuncie. Uno de esos mensajeros fue el ex ministro de Justicia, Germán Garavano. 

Pero lo más llamativo fue el nombre de otro mensajero, el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. "El presidente de la Corte de alguna manera me transmitió el pedido del presidente de la República" para que renunciara, recordó Canicoba sobre una reunión en el despacho del rafaelino.

Según el ex magistrado, en ese momento se negó y empezaron las denuncias en el Consejo de la Magistratura. "Me tuvieron cuatro años bailando", resumió. "A Oyarbide también (se lo pidieron) pero Oyarbide se fue, agregó.

"No se habló en esos términos (no le pidieron su renuncia de modo explícito), pero los boletines oficiales de la época sí lo hacían y después aparecían las denuncias. Es un mecanismo que es tan conocido que es hasta de mal gusto, era tan evidente el aparato", relató.

Después de 27 años, Canicoba dejó este martes su despacho en los tribunales de Comodoro Py, no sin antes procesar a los ex funcionarios macristas Nicolás Dujovne y Guillermo Dietrich por el escándalo de la renegociación de los contratos de los peajes.