El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, admitió que el sistema sanitario de la Ciudad de Buenos Aires está saturado, al reconocer que el nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva (UTI) en los sanatorios y clínicas privadas “está por arriba del 95%”, mientras que en los hospitales públicos ese indicador clave llegó al 72%. Hasta hace unos días, desconocía la situación. 

Según los últimos partes sanitarios reportados por la administración de la Ciudad, muestra un aumento de casi 50% en los últimos 12 días: la ocupación de camas UTIs en el sector público pasó de 218 el 10 de abril a 323 ayer, 21 de abril. Así, la ocupación de camas con pacientes COVID comprometidos superó el récord registrado con el 69% (312) de 450 camas disponibles en la Ciudad de Buenos Aires, reseñó el portal Política Argentina.  

La curva de contagios en la Ciudad de Buenos Aires muestra una suba de casos ascendente desde finales de marzo y principios de abril con valores que oscilan entre los 2.100 y los 3.100 reportes diarios. Ayer se informaron 2.904.

Así, el distrito porteño registra una especie de “amesetamiento de casos” de coronavirus en un nivel muy alto en las últimas semanas, con un récord que alcanzó los 3.358 contagios en 24 horas (el pasado 12 de abril), mientras las autoridades sanitarias esperan un impacto positivo de las medidas de restricción que se instauraron en los últimos días.