El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, brindó declaraciones durísimas en medio de la pandemia del coronavirus. "Van a explotar la Capital y el conurbano. Va a ser tremendo", señaló el mandatario al encabezar un evento en la capital jujeña, donde afirmó que mantendrá la decisión de cerrar la provincia y no autorizará el ingreso de estudiantes universitarios jujeños que viven en "zonas donde va a reventar la situación".

"¡No van a venir! Si no cerramos Jujuy, vamos a tener la misma curva de Italia y la misma curva de crecimiento que ha tenido Buenos Aires y la provincia (de Buenos Aires)", aseguró. Y le pidió a los periodistas presentes: "Les pido que no repitan esto que digo, que quede acá en Jujuy". 

El mandatario radical relató que la dirección de Transporte recibió en los últimos días pedidos de 700 padres de estudiantes solicitando que se permitan los traslados de alumnos universitarios que residen en Buenos Aires.

"No podemos traer extranjeros ni gente de zonas donde va a reventar la situación. Porque si no, estamos trayendo para que contagie a la familia y a todos. ¡Entonces la cortamos!" , exclamó el dirigente radical.

"No creo que se levante en quince días la cuarentena. Vamos a prepararnos para mucho más tiempo. Y vamos a tener que tomar medidas para la paralización de la economía, porque si no la pandemia te la va a parar pero con más costos y más vidas", remarcó luego, más moderado, en diálogo con Radio con Vos.