Increíble: el fiscal Marcelo Retes confirmó que trabajó desde Estados Unidos. Es decir, no fue a la oficina ni realizó sus tareas en el país. Está prohibido por ley. Pero lo más grave es que no sería el único caso. 

Ahora se sospecha que son muchos los fiscales que hacen lo mismo: "trabajan" a distancia mientras vacacionan en distintos partes del mundo. La lupa entonces se trastada al procurador interino Eduardo Casal. ¿Pudieron hacerlo sin su visto bueno?

Entre los apuntados está el fiscal ante la Cámara de Casación Raúl Pleé, uno de los responsables de la persecución contra Cristina Kirchner. Este miércoles, por ejemplo, pidió a la Corte revisar el sobreseimiento a la vice en esa causa. Pleé prefiere que se hable de otras cosas...