Ante los reclamos por parte de los docentes de la Escuela Maternal 6 que temen la perdida de los puestos de trabajo y el cierre de la institución que funciona dentro del Hospital Ramos Mejía y asiste a los bebes recien nacidos del barrio porteño de Balvanera y alrededores, el jefe porteño Horacio Rodriguez Larreta no brindó respuesta y lanzó evasivas. “Dale, ya está planteado”, “Lo voy a hablar”, son algunas de sus respuestas a docentes que le plantean: “Nos vamos a quedar sin trabajo”. 

 “Nos ignoró totalmente” contó una docente de la Escuela Maternal a Primereando las Noticias sobre el encuentro con el jefe porteño. “No nos prestó atención, se lavó las manos. Nunca nos dieron una fecha para una reunión, todo ‘ya lo voy a ver, ya lo voy a ver’”, señaló la docente.

El inicio del conflicto se originó el pasado 10 de octubre, cuando a dos días del cierre de inscripción al "Lactario" del Jardín para el ciclo lectivo 2019, las autoridades del Ministerio de Educación de la Ciudad que comanda Soledad Acuña informaron el cierre progresivo de la institución.

“La idea es que los maternales ya no van a existir más” agregaron fuentes de la Escuela Maternal 6, y afirman que el plan del gobierno de la Ciudad es que los vecinos manden a sus hijos recién nacidos a instituciones privadas, o a los Centros de Primera Infancia (CPI), que no dependen del ministerio de Educación y funcionan dentro de la cartera de Desarrollo Social. “Los CPI no tienen una mirada a lo pedagógico, es como llevar a los pibes a un deposito” advierten los docentes.