El intendente Martín Insaurralde dio inicio este martes a las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante de Lomas de Zamora. En ese contexto, cuestionó duramente la deuda contraída por la gestión anterior: “El brutal endeudamiento de Cambiemos no se tradujo en inversiones ni crecimiento, de hecho, fue todo lo contrario. Para resolverla no sólo vamos a renegociar un esquema sostenible, sino un nuevo modelo económico y social que cuide a los que más lo necesitan”, lanzó.

En ese sentido, Insaurralde recordó que la deuda pública pasó del 52% del Producto Bruto Interno en 2015 al 88,8% en 2019, y consideró que “esta presión hace Estado tenga que contraerse y eso indefectiblemente afecta el volumen y el modo en el que se configura la demanda. El mercado interno produce menos, hay menos oportunidades, menos empleo, más pobreza y más desigualdad, por eso es tan importante el proceso de restructuración que encararon Alberto a nivel nacional y Axel en la Provincia”, explicó. 

A su vez, agregó: “La deuda externa nos angustia, nos preocupa y nos ocupa, pero nuestra principal deuda es interna, es con el pueblo argentino, con los bonaerenses, con las familias de Lomas de Zamora”.

“En medio de las duras negociaciones del frente externo, Alberto, Cristina y Axel entendieron que la prioridad es cuidar a los más débiles. Así como el ajuste y los tarifazos golpeaban directamente a los más humildes de Lomas, al consumo de la clase media, a los empresarios y comerciantes que generan trabajo en nuestro distrito", dijo más adelante.

"Cada una de las medidas que está tomando el gobierno del Frente de Todos repercute en la calidad de vida de las familias y nos permite como Municipio encarar una mirada integral de desarrollo para nuestros vecinos y vecinas”, concluyó el jefe comunal y resaltó en ese marco la aplicación de la Tarjeta Alimentaria, Precios Cuidados, el programa Remediar y el plan ArriBA Pymes, entre otras medidas.