Por orden directa de Mauricio Macri, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, redacta una resolución que anula el nuevo “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)” que regía desde el 2015 y que se publicó este miércoles en el Boletín Oficial, según publica el portal cercano al gobierno Infobae.

La medida publicada hoy establecía que para acceder a la interrupción legal del embarazo, cuando la gestación es producto de una violación o pone en riesgo la salud o la vida de la persona gestante, alcanza con brindar el consentimiento y firmar una declaración jurada que afirma que la mujer fue víctima de una violación o corre riesgo su salud. Entre el pedido y la intervención no pueden pasar más de diez días y la solicitud no puede ser rechazada por ninguna institución de salud, pública o privada.

Además, legisladores de Cambiemos pidieron la renuncia del Secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, quien avanzó en la medida que generó el rechazo de los sectores conservadores del oficialismo.