El macrismo publicó costoso libro sobre la gestión de ARSAT, aunque la empresa fue fundada en 2006 por el kirchnerismo, que realizó fuertes inversiones en el desarrollo de satélites. Se trata de políticas que el propio macrismo criticó como oposición y luego desmanteló como oficialismo. 

El último presidente y CEO de ARSAT, Raúl Martínez -quien aún sigue en su cargo a la espera de nuevas autoridades- lanzó en estos días un libro de tapa dura y 240 páginas en papel ilustración como balance de su gestión al frente de la compañía estatal. “Una gestión de cambio”, es el título de la costosa publicación que pagaron todos los argentinos a través de recursos públicos y que contrasta con la crisis que viene atravesando el país.

El material fue dado a conocer a través de una nota de Página 12, donde revelaron que la idea inicial había sido lanzarlo como parte de la propaganda de la campaña electoral, pero que algunas demoras llevaron a que sea publicado ahora, cuando la derrota de Mauricio Macri ya está consumada.

El texto no refiere a lo ocurrido en la empresa durante la totalidad de la gestión macrista. Según se aclara en la tapa, cubre de marzo de 2018, cuando Martínez asumió en reemplazo de Rodrigo De Loredo, hasta el final del gobierno de Cambiemos.

¿Qué hay al abrir el libro? Lo primero que aparece es una foto a doble página de la estación terrena que ARSAT tiene en Benavidez y otra de Macri con la banda y el bastón presidencial. Luego se detalla el staff de la empresa y se incluye una foto a página completa de los principales directivos en pose de equipo de fútbol, con Martínez abajo en el centro, reseñó el portal Política Argentina. 

“Este libro se escribió para dejar un testimonio del trabajo que realizamos en Arsat de forma diaria. Para tal fin se presentan descripciones, narraciones y situaciones de los más importantes servicios que la labor de nuestros empleados permite ofrecer”, dice el autoresumen de gestión. 

El texto tiene siete capítulos, pero antes incluye una breve narración donde se detalla el día que los técnicos de la compañía viajaron a Antofagasta de la Sierra, un poblado catamarqueño ubicado a 3323 metros sobre el nivel del mar y rodeado por montañas de más de 6 mil metros de altura, donde instalaron internet satelital domiciliaria. “Antes de retirarse para encarar un nuevo proyecto, nuestro equipo se lleva una imagen cinematográfica. Entre saludos y abrazos, un referente de la comunidad se aleja unos pasos y posando la vista en las montañas los despide con una declaración que suena a slogan, pero está cargada de realidad: `Donde todo termina…Arsat empieza`”, rematan. 

Sin embargo, la mayor particularidad revelada por P12 es que la mayor parte de las políticas públicas destacads en el documento fueron originadas durante el kirchnerismo y, paradójicamente, el macrismo las liquidó quitándoles financiamiento.