Después de haber quedado muy mal parado en su rol como entrevistador, Diego Leuco pensó que la mejor estrategia era salir a cuestionar a Alberto Fernández, por el hecho de que el presidente había retuiteado anoche un video editado que ridiculiza las preguntas del periodista al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, durante un tramo del reportaje que brindó en “Telenoche”.

El hijo de Alfredo llegó a tal extremo de victimización y ofensa por lo que hizo el jefe de Estado, que hoy desde su cuenta de Twitter publicó una carta abierta dirigida a Fernández, y en un tono a todas luces exagerado ante un hecho menor, escribió: “Qué pena que haya recaído tan rápido en la intolerancia, la persecución y el señalamiento”.

La polémica arrancó cuando el presidente retuiteó un video de  con imágenes que mostraban el cruce que mantuvo Leuco con Cafiero sobre el crimen de Fabián Gutiérrez, el ex secretario de Cristina Kirchner. El video en cuestión se editó para sumar efectos de sonidos de piñas ante cada cuestionamiento del funcionario, para insinuar una metafórica golpiza argumental hacia el conductor.

El tuit con el video fue compartido más de tres mil veces en Twitter y tuvo más de diez mil “me gusta”. Acaso por su alto nivel de viralización, el video llegó a la cuenta de Alberto Fernández (o de quienes manejan sus redes), que anoche decidió compartirlo, y eso fue lo que por estas horas terminó generando tanto revuelo.

Por eso mismo, Leuco aprovechó la polémica generada para jugar el rol de pobre víctima, y como digno hijo de Alfredo disparó contra el presidente, a quien lo muestra como un ser violento que persigue al periodismo “independiente”.

En su carta abierta, el comunicador opositor, que ahora se rasga las vestiduras por un episodio menor y que -sin embargo- hizo silencio cuando durante la gestión de Macri se persiguió y silenció literalmente a los periodistas críticos, escribió: “Qué tristeza verlo, señor Presidente, tan violento. Qué tristeza que su reacción ante una discusión ética entre un periodista y un ministro sea responder con trompadas”, planteó.

Seguidamente, Leuco no dejó pasar la oportunidad para atacar a la vicepresidenta: “Qué lástima que tan rápido Cristina haya logrado anularlo por completo, si es que alguna vez tuvo alguna intención de diferenciarse del salvajismo”. Al remarcar el uso de los dibujos de trompadas como gesto de violencia, sostiene que “hacerlo es cruzar un nuevo límite. Me pregunto con sincera preocupación cuál será el próximo”.

Pero Leuco logra superar los límites de la exageración, cuando señala que al haber retuiteado ese video desde su cuenta oficial como presidente de la nación, Fernández protagoniza “un hecho de altísima gravedad institucional”.

Por último, cierra: “Qué lástima y qué pena que el Presidente que juraba que vino a cerrar la grieta recurra a las trompadas como símbolo y metáfora para responder a un periodista”.

Diego Leuco on Twitter

Fuente: El Destape, Info135