Insólito: el senador macrista Esteban Bullrich puso una gigantografía suya delante de la computadora para poder escaparse durante las sesiones que se desarrollan en Zoom. Parece que Bullrich se aburre en el trabajo.

El descubrimiento lo hizo el periodista Sebastián Iñurrieta y lo publicó en Twitter. Bullrich apeló a esa truchada mientras el Senado debate un proyecto clave como es la reforma judicial. De hecho, para el macrismo se trata, tal vez, de la principal iniciativa de discusión en la actualidad. Para Bullrich, no parece ser lo más importante del día...

En el video, se ve con claridad que Bullrich sigue "atentamente" la sesión. Sin embargo, todo es un truco. En algún momento, ingresa el verdadero senador que, de apuro, debe correr la gigantografía para que la chantada no se descubra.