Garro inició el ciclo con un ‘gesto’ que generó polémica entre los presentes. Según afirmó el propio intente, la idea se le ocurrió la noche anterior mientras repasaba el discurso. Sin mencionar postura sobre el aborto 

Durante la oratoria, el intendente no hizo referencia  a ninguna política de genéro. “Luego de regalar la flor, pensé que iba a anunciar algo de la Ley Micaela” , sostuvo una de las mujeres al recibir la flor. 

 La gestión de Garro arrastra antecedentes en la carencia de perspectiva de género. Fernando Ponce, ex presidente del bloque de Juntos por el Cambio, recibió una denuncia penal por violencia de género. Lejos de dejar la banca, el edil estuvo de licencia hasta cumplir su mandato.