"Más de 4 de cada diez niñxs y adolescentes de 2 a 19 años, que asisten a comedores y merenderos se encuentran en alta vulnerabilidad nutricional según el Índice de Masa Corporal (IMC)”, sostiene el trabajo realizado por el área de salud de Barrios de Pie en coordinación con el ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana).

Por otra parte asegura que “el 45,25% se encuentran en alguna de las variantes de malnutrición, sin discriminar grupo etario, destacando la preeminencia de los indicadores por exceso, sobrepeso y obesidad, que superan significativamente al indicador por déficit alimentario".

Esta acción se realiza “desde el 2016 y surgió a partir de la preocupación expresada por madres que asisten a los comedores, quienes refieren atravesar por dificultades para acceder a la compra de los productos de la canasta básica de alimentos”, según sostiene la organización.

 

el 60 % de la tarjeta se utiliza en lácteos, proteína de origen animal, verduras y frutas, principalmente
el 60 % de la tarjeta se utiliza en lácteos, proteína de origen animal, verduras y frutas, principalmente

Vele destacar que a mediados de febrero se presentó en La Plata la Tarjeta Alimentaria para al capital de la provincia y los distritos vecinos. La iniciativa fue impulsada como parte de la llegada del Plan Argentina Contra el Hambre tras cuatro de años de macrismo, tanto a nivel provincial como municipal, que dejaron la ciudad en una preocupante situación de pobreza, desocupación e indigencia.

Según un informe de consumos y gastos difundido por el Ministerio de Desarrollo Social que lidera Daniel Arroyo, el 60% de lo gastado con la Tarjeta Alimentaria se destina a "productos recomendables", e decir alimentos saludables como carnes, leche, frutas y verduras.