A través de un comunicado, los Intendentes Peronistas del interior de la Provincia de Buenos Aires, repudiaron “la citación a indagatoria y pedido de desafuero a la Senadora Nacional Cristina Fernández de Kirchner”. Denuncian que desde la asunción del Gobierno de Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, “se vuelve a poner en funcionamiento el aparato mediático/político/judicial para intentar ensuciar al principal espacio y dirigente de la oposición con ridículas y delirantes causas judiciales que violan de lleno los más sagrados principios institucionales y constitucionales vigentes en Argentina”.

En sintonía, los Intendentes Peronistas acusan que se pretende perseguir y proscribir a la actual Senadora por Unidad Ciudadana, “del mismo modo que hacen en Ecuador con Correa y en Brasil con Lula, repitiendo sistemas harto conocidos por nuestra región de sometimiento a los movimientos políticos populares que enfrentan intereses económicos y financieros concentrados internacionales y locales”.

Más adelante, hacen referencia al proceso de investigación mundial sobre el uso indebido de Big Data, información personal y redes sociales, que estalló recientemente en el parlamento británico donde el ex CEO de Cambridge Analytica Alexander Nix admitió que la compañía "trabajó en Argentina", y advierten: “El único objetivo es hacer campañas electorales en distintos países, incluida Argentina, orientadas a desprestigiar líderes populares y favorecer gobiernos aliados al sistema financiero planetario”.

En sintonía, los Intendentes Peronistas expresaron: "No es casualidad que un nuevo ataque a CFK coincida con el peor momento político de Cambiemos, tanto en lo económico como en lo social, productivo, laboral, e investigaciones de corrupción y aportes truchos muy delicadas”, sentencia el comunicado.

En consecuencia, desde el Peronismo del interior de la Provincia le exigen al Gobierno de Macri y Vidal, que “se le ponga fin a este disparate, y se dediquen a resolver los problemas de los ciudadanos que están pasando momentos muy tristes de ajuste y despidos”, al tiempo que apunta contra la Justicia: “Que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tome, de una vez, cartas en el asunto para que se ponga un freno a las persecuciones políticas a opositores, y que los grandes medios de comunicación dejen de funcionar como operadores de sus intereses mezquinos”.

Lo firman Francisco Durañona, Intendente de San Antonio de Areco; Gustavo Cocconi, Intendente de Tapalqué; Hernán Ralinqueo, Intendente de 25 de Mayo; Juan Ignacio Ustarroz, Intendente de Mercedes; Eduardo Marcelo Santillán, Intendente de Adolfo Gonzáles Chaves; Ricardo Casi, Intendente de Colón; Alfredo Fisher, Intendente de Laprida; Mauro David Poletti, Intendente de Ramallo; Julio César Marini, Intendente de Benito Juárez; y Bloques de Legisladores de Unidad Ciudadana.