Jorge Macri trata de marcar distancia de su primo y expresidente Mauricio, como intenta gran parte del arco opositor. Entre las críticas que deslizó el intendente de Vicente López, apuntó contra la falta de protagonismo de los intendentes en la gestión de Cambiemos.

"No es que no se nos escuchó. El Presidente nos escuchó mucho, la gobernadora también, incluso más por una cuestión de cercanía; pero una cosa es que te escuchen y otra que te den bola: yo creo que nos escucharon mucho, pero nos dieron poca bola", aseguró el jefe comunal.

Pero no quedó allí, y la falencia de su propio gobierno es lo que envidia del actual, y no tuvo reparos en destacar la virtud del equipo que acompaña a Alberto Fernández: "Yo envidio, por ejemplo, un Gabinete nacional como el actual, donde hay tantos intendentes. El nuestro no lo tuvo".

Además, el primo del expresidente se negó a hacer una autocrítica profunda porque consideró que "hay que tomar distancia", pero expresó que, según su parecer, eligieron "dar demasiadas batallas juntas".

"Creo que a la clase media se le pidió demasiado esfuerzo. Y políticamente creo que faltó involucrar a gente que teníamos más experiencia y que habíamos ganado elecciones", sostuvo Macri.

Fuente: Clarín, El Destape