Desde la cartera encabezada por el ministro Juan Cabandie manifestaron su preocupación por “los hechos acaecidos en la provincia de Mendoza”. Aclararon que “la competencia en materia de explotación minera es exclusivamente provincial”.

Por eso, “el Gobierno Nacional no interviene en la materia, solo puede extremar su recaudo a favor de que esa actividad se realice con acuerdo social y con preservación del ambiente”.

Asimismo, se evaluó una serie de medidas en el marco de sus competencias. Las mismas guardan relación con  la formulación, implementación y ejecución de la política ambiental y su desarrollo sostenible como política de estado. Dichas medidas se enmarcan en el artículo 41 de la Constitución Nacional, que consagra el derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para las actividades productivas.

Por tales razones, se ha dispuesto que las áreas correspondientes analicen una ley de presupuestos mínimos de evaluación de impacto ambiental de la actividad minera, que sirva como instrumento de gestión ambiental, otorgando un piso mínimo de protección y respetando el dominio originario de los recursos naturales en función del artículo 124 de la Constitución Nacional.

En tanto, el presidente Alberto Fernández se reunió con la senadora nacional por el Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, para "interiorizarse" sobre las movilizaciones que se realizaron frente a la gobernación de Mendoza, en protesta por las reformas a la ley minera que habilita el uso de sustancias químicas, y que terminó en represión ayer por la tarde con 16 detenidos.

El Presidente indicó que se reunió con la senadora mendocina para que le explique "qué es lo que está pasando" allí. En declaraciones a periodistas acreditados en Casa Rosada, señaló: "Sé que es un conflicto de la provincia pero me preocupa la tensión social".

Fuente: Política Argentina