Luego de que el presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner se reunieran este miércoles en Olivos, una decena de funcionarios nacionales muy cercanos a la vicepresidenta pusieron su renuncia a disposición del mandatario.

En medio de la crisis que se abrió al interior mismo del gobierno nacional tras la derrota en las PASO celebradas el domingo pasado, Juan Grabois salió a respaldar al presidente pero a reclamar al mismo tiempo una oxigenación en el gabinete de ministros.

"Yo quiero que Alberto sea el mejor presidente. Es nuestro presidente. Por eso le rogamos que garantice los derechos de todos los trabajadores y estudiantes, y ponga freno a la negligencia. Nadie se va del Frente de Todos, pero sin cambios no hay futuro", escribió en su cuenta de Twitter.

"Sin cambios no hay futuro" advirtió pero ratificó que la unidad del Frente de Todos no está puesta en duda.

La decisión del kirchnerismo más duro de apurar cambios en el gobierno nacional puso en un aprieto al mandatario que no podrá ahora esperar hasta después de las elecciones generales del 14 de noviembre para definir si introduce o no cambios en que equipo de trabajo.

Fuente: Minuto Uno