“Máximo y Cristina quieren, pero no pueden” se titula la editorial de Luis Majul, publicada ayer en el diario La Nación, donde una vez su obsesión por atacar a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y al jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner.

Hasta ahí, nada nuevo. Sin embargo, la caricatura que acompaña a la nota muestra a Cristina atada con una soga al cuello que, supuestamente, la está sosteniendo el diputado nacional Máximo Kirchner.

Ante la violenta imagen, la ex diputada nacional y actual Directora del Banco Provincia, Juliana Di Tullio, salió a manifestar su repudio. “Siempre fueron un diario violento, misógino y que no contribuye en nada a construir una sociedad libre de violencia para las mujeres en general, entre otras características infames. La Nación tiene privilegios que cuidar y por eso ataca a Cristina, pero ¿el dibujante? Mamita…” publicó Di Tullio en su cuenta de Twitter.

No es la primera vez que a la ex presidenta la atacan por su condición de mujer. Durante su gobierno, la revista Noticias y el diario Clarín han publicado caricaturas con un mensaje sumamente violento y misógino contra su persona en particular y, en general, hacia las mujeres”.