La resolución de este viernes de la Cámara Federal de Casación Penal criticó el abuso de las prisiones preventivas y ordenó al Tribunal Oral 7 definir sobre el pedido de excarcelación del ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. 

De esta forma, la Cámara hizo lugar a los recursos interpuestos por las defensas del ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido y de su mano derecha Roberto Baratta. Unas horas después, quedaron en libertad.

La Sala I de Casación ordenó al Tribunal Oral 7 que de inmediato dicte nuevos fallos en el caso denominado Cuadernos, sobre los pedidos de libertad que hicieron las defensas de De Vido y Baratta, de acuerdo a las normas procesales que limitan la aplicación de la prisión preventiva.

El Tribunal Oral Federal 7 había rechazado la excarcelación de los ex funcionarios en el caso Cuadernos, fallos que fueron anulados este viernes.

"Cabe advertir que en todo Estado de derecho en una sociedad democrática, resulta intolerable que con ritualismo y rigorismo formal no se aborde el tratamiento de instituciones esenciales de la libertad y se abuse en el uso de las prisiones preventivas, violando normas constitucionales y convencionales que rigen la materia, máxime cuando en el caso sometido a control jurisdiccional se ha dado cuenta de manifiestas arbitrariedades", dice uno de los párrafos del fallo que publicó el portal MinutoUno.

"En definitiva, es necesario ponderar, más allá de la escala penal, otros factores, indicadores de riesgos procesales (peligro de fuga y/o entorpecimiento en la investigación), pues, como señalé al principio del presente sufragio, la libertad personal sólo podrá ser restringida en los límites absolutamente indispensable “para asegurar el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la ley", reza la sentencia.

Los jueces de Casación Diego Barroetaveña, Ana María Figueroa y Daniel Petrone votaron por admitir el recurso de casación y ordenar al tribunal 7 que dicten un nuevo fallo.