En una iniciativa en conjunto de legisladores del Frente de Todos, Consenso Federal y Unidad y Equidad federal, el titular de la bancada del oficialismo en Diputados, Máximo Kirchner, encabezó la presentación de un proyecto de ley que busca beneficiar a más de 3 millones de usuarios y usuarias de gas por medio de la implementación de una "tarifa diferenciada" para zonas que registran temperáturas bajo cero en época invernal. 

El proyecto, que recoge una demanda histórica de parte de asociaciones de defensa al consumidor, plantea que la totalidad de la provincia de Mendoza, algunas localidades de San Juan, San Luis, Salta y más de cincuenta municipios de la provincia de Buenos Aires se sumen al beneficio que ya tiene la región patagónica.

“La ampliación del beneficio es un alivio para millones de usuarios y pone de manifiesto la diferencia de proyecto de país con la gestión de Juntos por el Cambio” sostuvieron los legisladores y añadieron “En cuatro años el macrismo generó pobreza energética en un amplio sector de la población argentina a partir de la dolarización tarifaria.

De ser aprobado en el Congreso, el proyecto implica una disminución del 30% y 50% sobre las facturas de gas correspondiente para usuarias y usuarios residenciales, dependiendo su situación de mayor o menor vulnerabilidad. Es un alivio para un gran sector de la población en varias provincias argentinas.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, celebró la tarea conjunta de los bloques y que con este proyecto que tendrá trato prioritario "porque implica llevar alivio a los usuarios y usuarias  de gas y eso genera un impacto directo en el bolsillo".

Por su parte, Máximo Kirchner explicó que el proyecto “se trata de un cambio de paradigma en relación a lo que se hizo en cuatro años del gobierno de Juntos por el Cambio con las tarifas”.

“Quienes desconocen la realidad de la Argentina y hablaban de veredas calefaccionadas o de que los argentinos y argentinas malgastaban el gas le hicieron un gran daño al poder adquisitivo de nuestro pueblo”, agregó.

El diputado del oficialismo destacó el trabajo con otros bloques en la tarea de incluir a los argentinos y argentinas. "Es saludable para nuestro pueblo y para la economía. Lo que no destinen al gas lo van a usar para mejorar sus calefactores que en las zonas más frías además tienen más uso porque la temporada de bajas temperaturas dura más tiempo", expresó.

Para Máximo Kirchner, “este proyecto sirve para mejorar le la calidad de vida a los argentinos y argentinas. Está en línea con el compromiso que asumimos en 2019 junto con el presidente: buscar alternativas para de a poco, y a pesar de la Pandemia, en un contexto complejo dónde muchos han perdido a seres queridos ir avanzando y salir del infierno en el que nos dejaron".

"Es muy saludable que lo hagamos de manera conjunta con otros bloques y vamos a darle tratamiento lo más pronto posible porque es en beneficio de nuestra gente", concluyó.

De avanzar la iniciativa, quedarían abarcadas con el beneficio que ya tiene la región patagónica la provincia de Mendoza en su totalidad. Además, el caso de San Juan, se verían beneficiados los departamentos de Jáchal, Sarmiento, Ullum, Zonda, Calingasta, Iglesia, Albardón, Capital, Chimbas, 9 de Julio, Pocito, Rawson, Rivadavia, Santa Lucía, San Martín, 25 de Mayo, Angaco y Caucete. 

En Salta, se verían alcanzados por el beneficio 50 municipios del Interior de la Provincia de Buenos Aires, los departamentos de Cachi, Cafayate, La Paloma, Los Andes, Rosario de Lerma, San Carlos, la Región conocida como la "Puna". Y, para el caso de San Luis, el departamento de General Pedernera.

Detalles del proyecto

El Proyecto implica una disminución del 30% y 50% sobre las facturas de gas correspondiente para usuarias y usuarios residenciales, dependiendo su situación de mayor o menor vulnerabilidad (concretamente se tomaron quienes están comprendidos en el decreto presidencial 311/20).

En las nuevas localidades la tarifa diferencial implica una disminución del 50% de la factura de gas correspondiente, en el caso de los siguientes usuarios residenciales:

• Beneficiarios y beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo;

• Beneficiarios y beneficiarias de Pensiones no Contributivas que perciban ingresos mensuales brutos no superiores a CUATRO (4) veces el Salario Mínimo Vital y Móvil;

• Usuarios inscriptos y usuarias inscriptas en el Régimen de Monotributo Social;

• Jubilados y jubiladas; pensionadas y pensionados; y trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a CUATRO (4) Salarios Mínimos Vitales y Móviles;

• Trabajadores monotributistas inscriptos y trabajadoras monotributistas inscriptas en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en TRES (3) veces el Salario Mínimo Vital y Móvil;

• Usuarios y usuarias que perciben seguro de desempleo;

• Electrodependientes, beneficiarios de la Ley Nº 27.351;

• Usuarios incorporados y usuarias incorporadas en el Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares (Ley Nº 26.844);

• Exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza;

• Ser titular de una Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

• Respecto del resto de las usuarias y usuarios residenciales, la tarifa diferencial implicará una disminución del 30% de la factura de gas correspondiente.

Por otra parte, los legisladores plantearon la importancia del proyecto “en un momento donde inician las bajas temperaturas y en un contexto de pandemia.  Este beneficio permitirá a un gran sector de la población que se incorpora, evitar enfermedades derivadas del frío y la humedad”.