Este jueves en Dolores el ex presidente Mauricio Macri se presentó a indagatoria en el marco de la causa que lo investiga por el presunto espionaje ilegal a familiares del ARA San Juan durante su mandato. Desesperados por generar una puesta en escena de miles de militantes "bancando" a Macri, Juntos por el Cambio mandó a empleados municipales a sostener pancartas en apoyo al líder de la oposición. 

Todo se descubrió cuando en ese contexto un móvil de Radio 10 habló con los supuestos "militantes" que se encontraban y descubrió que eran empleados municipales. "Nos mandó el jefe", reconoció uno de los trabajadores municipales en alusión al intendente de Juntos pro el Cambio Camilo Etchevarren. "Mando a los empleados municipales a sostener las pancartas de Mauricio Macri", sentenció el periodista Pablo Duggan. 

Macri ingresó poco antes de las 12 al juzgado federal de Dolores a cargo de Martín Bava junto a su abogado Pablo Lanusse y se retiró casi una hora después sin declarar. Al momento de comenzar el trámite se informó que, por su condición de exmandatario, está obligado a guardar secreto de Estado.