En un contexto marcado por la pandemia coronavirus la oposición rechazo el proyecto del Aporte Solidario sobre las Grandes Fortunas que impulsó el Frente de Todos en el Congreso y pretende gravar por única vez a quienes posean una riqueza declarada superior a los 200 millones de pesos. Se trata de aproximadamente 12.000 personas, y la mayor tasa impactará en menos de 300 personas.

Tras cinco reuniones de debate que llevó adelante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación, este viernes se firmó el dictamen para el proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas. El interbloque Juntos por el Cambio presentó un despacho en minoría y reclamó que la iniciativa del oficialismo se trata de un "impuesto".

El diputado radical y vicepresidente de la comisión, Luis Pastori, anunció que el interbloque de Juntos por el Cambio acompañará un dictamen de minoría. “Vamos a presentar un dictamen de minoría que rechaza este proyecto presentado ya que la misma OPC (Oficina de Presupuesto del Congreso) califica este informe como un impuesto".

El proyecto establece un aporte solidario a las grandes fortunas superiores a los 200 millones de pesos que pagarán una tasa del 2%, con el fin de recaudar más de 300 mil millones de pesos.

El proyecto se enmarca en la urgente necesidad de financiar la compra de equipamientos de salud, generar políticas de apoyo a las PyMes, continuar con la urbanización de barrios populares, realizar obras en materia energética y desarrollar el relanzamiento del Progresar para que jóvenes sigan estudiando.