“Hace tres meses se viene reactivando la actividad y generando empleo formal. Debemos tener expectativas de que vamos a arrancar este año consolidando la curva de la construcción. Vamos a requerir mucho esfuerzo para transitar este momento del país”, expresó.

“El 2020 fue un año en donde todos perdimos mucho. Hubo una crisis muy profunda, pero logramos enfrentarla con el único objetivo de garantizar que nos lastime lo menos posible y con el menor dolor posible. Eso se logró”, dijo el funcionario en declaraciones al programa "Toma y Daca".

En cuanto a las expectativas para 2021, vaticinó: “Va a ser un año con pandemia, pero con vacuna. Este dato va a marcar la actividad de la obra pública”.

“Se nos hubiera hecho más fácil enfrentar la crisis de la pandemia si hubiésemos encontrado un país de pie, pero encontramos un país quebrado”, marcó el ministro y detalló que al asumir encontró un ministerio devastado con 35mil millones de deuda y con los contratos de Participación Pública y Privada, que “era un negocio para pocos”. 

Asimismo, denunció que durante el primer año de gestión hubo sectores que presionaron para que haya una devaluación de la moneda. “Los sectores que quieren una devaluación son los mismos de siempre. Son los mismos que muchas veces han colonizado el Estado y han tenido actitudes prebendarias cuando a la mayoría de los argentinos le fue mal”, señaló.