Esta mañana, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se pronunció en declaraciones radiales acerca del debate en torno al proyecto de Ley impositiva. “No hay ni un impuestazo, ni un aumento enorme, menos todavía para la clase media, que es uno de los sectores que terminó más dañado después de cuatro años de Macri y Vidal: la clase media, los pequeños comerciantes, los pequeños productores”.

En ese sentido, agregó: “No pedimos que acompañen medidas desproporcionadas, no estamos planteando un impuesto del 1000% como fueron los tarifazos del gobierno anterior”.

El Gobernador detalló que “de los propietarios urbanos, el 90% pagaría hasta cinco mil pesos de aumento, y las propiedades más pequeñas tienen una rebaja de impuestos en términos reales, pero eso se logra cobrando un poco más a los segmentos superiores, que son el 6% de los propietarios”. En esa línea sintetizó: “Pedimos un esfuerzo, razonable, mayor a los que más tienen para darle un alivio a los que menos tienen”.

Por otro lado, subrayó: “Hay dos mentiras: que esto es un impuestazo y que el gobierno no quiere negociar. Queremos reconducir la negociación sobre bases ciertas. Dejaron una provincia con una deuda muy difícil de afrontar, al 63% de los pibes y las pibas del Conurbano en la pobreza, a la clase media, a los profesionales y a los pequeños comerciantes en una situación de desesperación en sus empleos y en sus negocios”.

En la conferencia de prensa tras la caída de la sesión del viernes pasado, el mandatario anunció que enviará una nueva Ley a la Legislatura bonaerense, pero esta vez le dará ingreso por Diputados el próximo 2 de enero. En la Cámara baja, el Frente de Todos junto a bloques aliados tiene mayoría y obligaría a Cambiemos a bajar al recinto a dar el debate.

“Llegaron un poco tarde para defender a la clase media que en cuatro años quebraron. Esta ley por otra parte, forma parte de un conjunto de medidas que favorece el consumo, el comercio y el mercado interno” completó el gobernador.

Para concluir, Kicillof afirmó que “necesitamos recursos para recuperar la salud y la educación en la Provincia. No vamos a dañar a la clase media, todo lo contrario, queremos levantar la economía de la provincia, pero necesitamos que la oposición se siente a debatir esta Ley”.