El gobierno de la Provincia de Buenos Aires creó un equipo de salud itinerante especializado en la atención de pacientes con COVID-19 en terapia intensiva, que llegó ayer a la provincia de Neuquén, donde cumplirá su primera misión.

Se trata de 17 profesionales entre médicas, médicos, kinesiólogas, kinesiólogos, enfermeras y enfermeros que permanecerán en el hospital de Zapala durante 15 días para dar apoyo y transmitir su amplia experiencia en el tratamiento de los casos más graves de coronavirus.

En tanto, otro equipo bonaerense partirá mañana en la segunda misión solidaria en la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

“La posibilidad de transmitir la intensa experiencia de la pandemia recogida en territorio bonaerense ocurre en momentos en que los casos disminuyen por novena semana consecutiva en el área metropolitana (AMBA), mientras se incrementan en el interior del país. A partir de este panorama, los gobiernos nacional, bonaerense y neuquino articularon su trabajo para dar apoyo a quienes más lo necesiten” sostuvieron desde gobernación.

“El equipo de trabajadores de la salud de la Provincia de Buenos Aires, que viene atravesando con mucho esfuerzo y dedicación esta pandemia de coronavirus, a partir de que mejoró la situación epidemiológica en el Conurbano bonaerense expuso su mayor solidaridad a través de la conformación de equipos de salud de terapia intensiva itinerantes y rotativos”, explicó, por su parte, el director provincial de Hospitales de la cartera sanitaria bonaerense, Juan Riera.

En conferencia de prensa, el gobernador neuquino Omar Gutiérrez destacó que la llegada del equipo forma parte “de gestiones que se hicieron con el gobierno nacional y los distintos gobiernos provinciales, a quienes agradezco, en particular a la provincia de Buenos Aires”. Subrayó en ese sentido, el trabajo del gobernador Axel Kicillof y del ministro del Interior del gobierno nacional, Eduardo de Pedro.

Detalló que el equipo bonaerense “permitió poner en funcionamiento 15 nuevos respiradores en la ciudad de Zapala para dar respuesta al crecimiento del Covid-19 desde el centro a todo el interior de la provincia”. El gobernador agregó que “esto permite que ampliemos la cantidad de respiradores; en total teníamos en la provincia 197 respiradores, con esto elevamos la cantidad a 212 respiradores con lo cual es un importante aporte”.

Finalmente, Andrea Peve, ministra de Salud de Neuquén, dijo que recibir el equipo bonaerense "para nosotros era una necesidad porque nos aportan experiencia técnica y todo lo que tiene que ver con el apoyo en la situación emocional, lo relacionado con los vínculos, que también ayuda a resolver en momentos como este".