El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, defendió la quita de fondos a la Ciudad para reasignarlos a su gestión al asegurar que se trata de recursos que su distrito "perdió" durante el gobierno de Cambiemos. "Macri fue el Papa Noel de Rodríguez Larreta", argumentó.

En este sentido, el mandatario consideró "muy justo" que la Provincia recupere un punto de coparticipación "después de haber perdido" recursos que fueron derivados a la Ciudad de Buenos Aires durante el gobierno anterior.

"Lo de la coparticipación tiene una historia atrás. En los primeros días de su gobierno, Macri hizo muchas cosas con un claro favoritismo por la Ciudad de Buenos Aires, a la cual se les dio un volquete de recursos inmensos por decreto. En aquel momento hice cálculos y era muchísima plata más que la que se necesitaba para sostener a la Policía de la Ciudad. Macri quiso beneficiar a Rodríguez Larreta y fue un disparate", argumentó Kicillof.

En declaraciones al canal América, Kicillof también justificó la creación del Fondo de Fortalecimiento Financiero para la Provincia de Buenos Aires y comparó el volumen territorial y poblacional de la Ciudad con el de su territorio.

"Estoy gobernando un territorio de 307 mil kilómetros cuadrados. La Capital Federal tiene 203 kilómetros cuadrados. La necesitad que tenemos nosotros para dar un buen servicio, una buena respuesta, es inmensa. Una cosa es ir de Flores a Constitución y otra es ir de Tapalqué a Bahía Blanca. Y no es culpa de Larreta, aunque Macri haya sido su Papa Noel, pero con el tema de la coparticipación se generaron injusticias y desequilibrios estructurales. El Presidente debe intentar lograr una mayor equidad", manifestó Kicillof.

Asimismo, el gobernador cuestionó a los sectores más duros de la oposición por su "postura agresiva y radicalizada" en plena crisis sanitaria y económica.

"Desde hace un tiempo, con la reaparición de Macri, las actitudes de la presidenta del PRO (Patricia Bullrich) y con la exgobernadora (María Eugenia) Vidal diciendo que ´tienen que salir a buscar votos´, decidieron radicalizar sus posiciones y alinearse con la línea de Trump y Bolsonaro, empezaron a estar muy agresivos" señaló.