Hace unos meses, el principal tema de la oposición macrista pasaba por el reclamo de que las provincias y CABA pudieran salir al mercado a comprar vacunas contra el COVID. Sostenían desde Juntos por el Cambio que el problema era la gestión de Alberto Fernández, que un gobierno más "pro-mercado" como el Horacio Rodríguez Larreta no tendría incovenientes en conseguir dosis. 

¿Qué pasó en estas semanas? CABA sigue sin poder adquirir vacunas mientras que la provincia de Buenos Aires, en manos del "comunista", según el mismo relato opositor, Axel Kicillof, ya firmó un contrato para adquirir 10 millones. ¿Por qué Kicillof pudo y Larreta no?

Buenos Aires, por lo pronto, no es la única jurisdicción que adquirió componentes contra el COVID, también Jujuy y Salta avanzaron en el mismo sentido. Mientras, sigue rezagada CABA, que no pudo cerrar ningún acuerdo con laboratorios a pesar de su relato previo. Así las cosas, la ciudad gobernada por el PRO deberá conformarse con las vacunas que le distribuyen desde su odiada Casa Rosada...

Mientras, Argentina ya logró vacunar a 10 millones de personas y se espera una suma similar para los próximos tres meses. De esta manera, el país lograría inmunizar al 50% de los argentinos para agosto o septiembre. 

Esta semana, además, se supo que el laboratorio nacional Ritchmond empezará a fabricar vacunas Sputnik en el país, a razón de dos millones por mes. Todas buenas noticias para que la pandemia empiece, lentamente, a quedar en el pasado.