El gobierno bonaerense abrió un procedimiento que podría terminar en una fuerte multa contra la compañía Dánica. La decisión se tomó luego de percibir el incumplimiento de la conciliación obligatoria de despidos durante la emergencia por la pandemia del coronavirus.

Las actuaciones del Ejecutivo están a cargo del ministerio de la ministra de Trabajo provincial Mara Ruiz Malec. Por ahora el ministerio comprobó que los despidos se produjeron y que se violó la conciliación, medida por la que deberían haberse revertido.

Asimismo se comprende que la empresa dispone de la instancias de apelación antes de que se defina una sanción.

Dánica es una compañía que permanece activa durante la cuarentena total porque pertenece al rubro alimenticio, uno de los primeros exceptuados. Desde el 20 de marzo, su fábrica estuvo abierta.

Para Dánica, no debería haber sanción porque los despidos fueron “con causa” ya que, alegan, los trabajadores se negaron a realizar tareas en jornadas suplementarias para poder suplir a la plantilla que tuvo ser licenciada por pertenecer a grupos de riesgo o por estar a cargo del cuidado de niños en edad escolar.

Presidente de La Nación, Albero Fernández, firmó un decreto el pasado 1 de abril que prohíbe despidos y suspensiones sin justa causa y por fuerza mayor.