El gobernador Axel Kicillof aseguró este martes que la provincia de Buenos Aires y el país atraviesan una crisis de seis años que comenzó con el gobierno de Cambiemos y siguió con los dos años de pandemia. Así lo expresó durante una recorrida de los avances de obra de dragado de la cuenca del Río Salado en el municipio de Roque Pérez. 

Al mismo tiempo que el Frente de Todos apuesta a dar vuelta la elección con los votos del Conurbano, el gobernador también participa de la campaña en el interior de la Provincia donde destaca las obras que se llevan adelante. Este martes, visitó Roque Pérez junto a los ministros de Infraestructura y Servicios Públicos, Leonardo Nardini; y de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez; con quien recorrió las obras hídricas. 

“Esta obra ya estaba avanzada en 2015 y fue luego desfinanciada durante cuatro años: en plena pandemia, tomamos la decisión política y avanzamos un 30%”, destacó el gobernador. “De esta crisis de seis años se sale con grandes inversiones que le permitan a la provincia de Buenos Aires aumentar la producción y crear trabajo”, agregó. 

Kicillof señaló que “esta obra es una realidad que ya empieza a impactar positivamente en 59 municipios de nuestra Provincia” dado que "no solo va a cambiar la economía de la región, sino que permitirá que las condiciones naturales no generen más dificultades”.

El Plan Maestro Integral del Río Salado abarca 640 kilómetros. Actualmente se está trabajando en la cuarta etapa, en tanto que el quinto tramo cuenta con financiamiento del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y ya comenzaron sus trámites de licitación.