“Vamos a abastecer a los hospitales provinciales, a nuestros centros de salud y los hospitales municipales”, sostuvo el gobernador esta mañana durante el recorrido por el centro de rehabilitación del hospital provincial El Dique de Ensenada.

Esta semana la provincia adquirió, en una primera etapa 500 nuevas camas de terapia intensiva, 400 monitores multiparamétricos y más de 9.500 determinaciones para diagnóstico del virus.

En ese sentido el gobernador aseguró: “Hemos adquirido insumos que hacen a la seguridad sanitaria, no solo del personal de la salud y los pacientes, sino también del personal de educación, seguridad y todos aquellos que prestan tareas esenciales y tienen mayor exposición al contagio”

También se realizó una compra extraordinaria de insumos de bioseguridad para fortalecer la atención en el sistema de salud bonaerense. De este modo, se incrementará en un 70% la capacidad de las terapias intensivas de la Provincia de Buenos Aires.

Kicillof estuvo acompañado por el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollán que sostuvo: “Queremos transmitir tranquilidad a la ciudadanía, a los intendentes, a los directores de hospitales, porque ya estamos recibiendo insumos para dar respuesta en esta crisis que nos necesita más comprometidos que nunca con la salud pública”.

Luego Gollán resaltó la labor que están realizando los trabajadores de la salud y aseguró que: “Vamos a garantizar que tengan todos los elementos de trabajo para nuestro principal objetivo que es que los ciudadanos padezcan lo menos posible”.