El titular de la cartera de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás kreplak, señaló este jueves que los legisladores de Juntos por el Cambio "no ayudaron en la pandemia ni ahora con esta ley" de etiquetado frontal.

Respecto a la norma que no pudo debatirse en la sesión especial del martes último, el funcionario provincial remarcó que la misma permitirá "que uno elija la comida sabiendo si lo que contiene le va a hacer mal o será comer sano".

"El etiquetado frontal significa básicamente poner información clara sobre alimentos ultraprocesados o saturados en los envases", expuso Kreplak en declaraciones a FM La Patriada.

La Cámara de Diputados no pudo debatir el martes pasado el proyecto de etiquetado frontal de alimentos debido a que Juntos por el Cambio no dio quórum para realizar la sesión especial impulsada por el Frente de Todos.

La iniciativa es considerada clave para educar a la población sobre los efectos negativos de los excesos de grasas, sodio y azúcares, por ello Kreplak manifestó que "tiene que ver con uno de los problemas principales en el mundo occidental relacionados a la alimentación que surgen cuando la información no es clara".

El funcionario explicó que "Argentina es uno de los países con mayor tasa de obesidad infantil de América Latina, con los consecuentes problemas de enfermedades como hipertensión o diabetes" que ello genera.

Así, el ministro dijo que "el etiquetado frontal permite que uno elija la comida sabiendo si lo que contiene le va a hacer mal o si puede comer sano y no hay razones para oponerse".